SAN JACOBOS CASEROS

(Por Dulce y Salado)


8 unidades

4 lonchas(rebanadas) de jamón york gruesas o 8 finas
6 lonchas de queso tierno
1 huevo
2 cucharadas de harina
Pan rallado grueso
Aceite de girasol


1.- Coloca sobre la superficie de trabajo una loncha de jamón de york (usa dos si son muy finas). Coloca encima 3 lonchas finas de queso tierno o queso de fundir, si lo prefieres. Tapa el queso con jamón. Acuérdate de retirar la cera del queso, si es que la lleva.

2.- Corta en dos o en cuatro partes, según el tamaño que desees al final. Como he usado el tamaño de jamón de york cuadrado para sándwich, he cortado en cuatro, pero tú eliges el tamaño de cada pieza.

3.- Pasa cada cuadrado de san jacobo por harina, teniendo cuidado de que quede cubierto por toda su superficie. Insiste también en los bordes.

4.- Bate bien el huevo y pasa cada san jacobo por el huevo y luego rebózalo por el pan rallado. si no tienes pan de textura gruesa como el que he usado, usa el pan rallado qu tengas en casa. Insite bien en los bordes para que queden bien sellados.

5.- Calienta aceite de oliva virgen extra en una sartén a fuego moderado y fríe los san jacobos con cuidado de que no se quemen porque se doran enseguida. Cuando tengan el color dorado que te gute a ti, retíralos del fuego y déjalos en un plato sobre papel absorbente para quitar el exceso de aceite. Sírvelos bien calientes para que al cortarlos el queso esté fundido y el rebozado bien crujiente. Verás qué ricos!



También te puede gustar:

0 comentarios

POWr Microblog