DONAS DE NARANJA Y MIEL

(Por Dulce y Salado)




125 ml. de leche
80 gr. de harina
15 gr. de azúcar
1 huevo
1 clara
Una pizca de sal
45 gr. de mantequilla
Aceite de Girasol - para freir
Piel de Naranja

Glaseado: 
40 gr. de azúcar en polvo
1 cucharadita de agua
Una cucharada pequeña de miel






En una tartera ponemos la leche junto con el azúcar y la piel de naranja, también podemos añadir un poco de ralladura de naranja para potenciar el sabor, lo ponemos a fuego medio hasta que rompa a hervir; en ese momento añadimos la mantequilla y removemos hasta que se disuelva completamente, retiramos la piel de naranja y añadimos la harina toda de golpe junto con la pizca de sal, mezclamos con ayuda de una cuchara de madera durante 10 minutos para que se cocine y eliminar la humedad de la masa. 

Pasamos la masa a un bol, añadimos el huevo ligeramente batido y mezclamos hasta que se integre completamente en la masa, tenemos que tener un poco de paciencia porque cuesta un poco conseguir una masa homogénea, cuando tengamos el huevo complemente integrado es el momento de añadir la clara y seguir mezclando hasta que nos quede una masa ligera pero no muy liquida. 

Ponemos la masa en una manga pastelera con una boquilla de estrella, lo ideal es que no sea demasiado estrecha. 

Cortamos cuadraditos de papel de horno, los pintamos con un poco de aceite y en el hacemos círculos con nuestra masa. 

Ponemos abundante aceite de girasol en una tartera y a temperatura media-alta los freímos, los añadimos al aceite con el papel, que nada más tenga contacto con el aceite se despegará y con ayuda de unas pinzas lo retiramos, freímos hasta que estén doraditos, en ese momento los retiramos y ponemos sobre papel absorbente para retirar el exceso de aceite.

Mientras enfrían preparamos el glaseado, poniendo en una taza el azúcar en polvo junto con el agua y la miel, mezclamos bien, si veis que os queda un glaseado muy denso podéis añadir un poco más de agua, hasta conseguir la textura ideal.

Ya frios nuestros Crullers, los baños por la parte de arriba en el glaseado, retiramos el exceso y los dejamos reposar sobre una rejilla, para que seque el glaseado.



También te puede gustar:

0 comentarios

POWr Microblog