POLLO MARINADO

(Por Dulce y Salado)





  • Zumo de limón.
  • Dientes de ajo.
  • Tomillo.
  • Aceite de oliva.
  • Sal y pimienta.
  • Pimentón dulce (opcional).




En primer lugar, cabe destacar que marinar carnes o adobarlas se emplea para ablandarlas y conseguir que quede mucho más tierna al cocinarla. A diferencia de otros marinados como puede ser el de pescado, este no tiene como objetivo cocinar el pollo o conservarlo, sino aromatizar la carne y que sea más tierna.

En función de la cantidad de carne que quieras marinar, necesitarás más o menos dientes de ajo.

Por otro lado, deberás exprimir dos limones como mínimo para extraer su zumo que servirá como líquido base para marinar y aromatizar el pollo.

Deberás cortar el pollo para cocinarlo después, ya sea a cuartos, fileteado o como mejor te vaya. Pon el pollo en el recipiente donde quieras dejarlo marinar y deberás entonces salpimentarlo al gusto.

El siguiente paso será empezar a agregar los ingredientes para marinar el pollo: espolvorea las hojas de tomillo o las hierbas aromáticas que prefieras, añade los ajos sobre el pollo, rocíalo con un buen chorro de aceite de oliva virgen y, por último, agrega el zumo de limón. También es muy común agregar pimentón dulce para darle más color, aunque será ya opcional.

Por último, deberás remover bien todos los ingredientes para que queden bien mezclados y dejar marinar el pollo durante al menos unas dos horas, aunque lo ideal sería dejarlo toda la noche. 

También cabe la opción de meter el pollo y la salsa de marinado en una bolsa hermética y dejarlo reposar ahí dentro. Después ya podrás cocinarlo como más te guste.


También te puede gustar:

0 comentarios

POWr Microblog